LAS OCAS

Nuestras ocas llegan a la granja con 14 días, lo que les permite una mejor adaptación al espacio que preparamos para ellas.

Su alimentación, basada en cereales, se complementa con lo que picotean ellas mismas en el exterior.

Una menor densidad de ocas que en un sistemas en jaulas significa que existe más espacio para cada una de ellas.

Un mayor número de comederos, nidales y bebederos conlleva también un mejor bienestar animal.

Además, el libre acceso que tienen a los parques del exterior nos permite ofrecerte unos huevos de oca de gran calidad.

Alimentamos a nuestras ocas de forma sana y equilibrada gracias a piensos basados en cereales como maíz, trigo y soja. Lo que picotean en el día a día en el exterior les sirve para complementar su dieta.

Realizamos además controles periódicos para prevenir la salmonelosis y cuidar la salud de cada oca.

Abrir chat